Cata de tequila: los cuatro pasos clave

cata de tequila

Para catar de manera correcta un tequila se debe prestar atención a cuatro características. Los maestros tequileros de Nuestro Orgullo nos platican acerca de este proceso. ¡Conoce más sobre el arte de la cata de tequila! 

Tequila como emblema de México

El tequila como bebida representativa de México forma parte de la identidad y de la cultura de sus pueblos mágicos, como lo es Amatitán, Jalisco, lugar donde se originó el tequila.

En México, después de la cerveza, el tequila es la bebida que más se consume en el país. Sin embargo, la cantidad no es la que importa cuando se trata de degustar un tequila, sino  la calidad, lo que lo define y con lo que podemos apreciar sus atributos.

Pero, ¿cuáles son las características a las que debemos prestar atención para degustar un buen tequila? Para aquellos que están poco familiarizados con la cata de tequila y cómo conocer sobre sus propiedades, los maestros tequileros de Nuestro Orgullo nos comparten sus consejos.

Cata de tequila: los cuatro puntos clave

Las propiedades dependen de la clase, categoría y marca. Es decir, si es un tequila joven, blanco, plata, reposado y añejo o si es, o no, un tequila cien por ciento de agave.

Antes de iniciar el ejercicio de la degustación es de suma importancia contar con una copa Riedel. Esta es la copa oficial para la cata de tequila, está diseñada para percibir mejor las cuatro características que a continuación vamos a mencionar.

cata de tequila

Color: es el primer elemento que podemos constatar. Dependiendo de la selección si son blancos o añejos. En ellos podemos observar cómo se forma un halo (corona) en la orilla de la copa. 

Cuerpo: se conoce si agitamos e inclinamos un poco la copa para que a las paredes de la misma se adhiera el tequila. Después, se forman “lágrimas” (gotas) que se deslizan por la copa, esto nos dirá el cuerpo del tequila, si es ligero, medio o entero, según la rapidez con que desciendan.

Aroma: el proceso correcto para poder apreciar los aromas es colocar la nariz en el centro de la copa Riedel e inhalar y exhalar lo más profundo que se pueda, de esta forma se activa el olfato retronasal. Se dice que un tequila tiene la posibilidad de presentar hasta seiscientos  aromas de diferentes especias. Para ello influye la tierra donde se cultivó el agave, las plantas su alrededor, la jima, cocción, molienda, destilación y añejamiento.

Sabor: antes de este paso debemos de neutralizar nuestro paladar con un trago de agua, además de haber llevado a cabo el proceso de la vista y el olfato avisando a nuestro cerebro que recibirá un nuevo sabor.

Iniciamos con un pequeño sorbo, lo pasamos por la boca y después tragamos, de este modo las papilas gustativas producen saliva ayudando a humedecer las paredes bucales. Una vez preparadas las papilas gustativas procedemos a la degustación, tomamos un sorbo más grande y lo dejamos por diez segundos para luego tragar mientras exhalamos por la nariz. 

Se puede repetir este proceso con cada uno de los tequilas que vayas a catar cerciorándose  de limpiar y preparar las papilas gustativas.

cata de tequila

El complemento perfecto para la cata es el maridaje, este dependerá de la selección de tequilas que se degustarán añadiendo una mejor experiencia en la prueba de tequila.

¡Tequila Nuestro Orgullo comprometido con la calidad y el buen sabor!

Por Leopoldo Morquecho

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *